25 de septiembre de 2008

Soportándola.


Ángeles terribles me acompañan esta noche. Es la soledad que lleva alas en la espalda y rizos rubios. La miro y pienso que por mucho que se disfrace la reconozco a leguas. No me engaña.

Tampoco llega a ser dolorosa, sólo molesta, quizá escuece, pero basta con soplar en la herida para que se calme. Y, en realidad, no soplo, simplemente susurro palabras que sé que sirven de mercromina para que cicatrice.

Mírala, revolotea con sus alas encima de mi cabeza deplegando ese olor naftalínico que tiene la melancolía. Y yo sin mascarilla.

El móvil se ilumina y saltó del sofá como si fuera un resorte. Miro la pantalla y leo "Batería baja". Argh, hasta el móvil me hace la puñeta esta noche. Hijodelagranputa.


15 comentarios:

38 grados dijo...

Fuffff fufffff !!!! ...estoy soplando en tu heridita para que cicatrice antes.

Si la soledad lleva alas, en algún momento saldrá volando. Abre la ventana que el aire fresco reconforta.

Un beso guapo

Música dijo...

solo se me ocurre abrazarte, un abrazo lento, tranquilo y con mucho mucho cariño, en silencio

Toshiaki dijo...

38grados, me acabo de dar cuenta que la soledad es como las compresas..., lleva alas. Sí, abriré la ventana, pero no sé si querrá salir porque está lloviendo. Lo mismo le dejo un paraguas y le digo que no hace falta que me lo devuelva.

Música, gracias por ese ABRAZO (en mayúsculas). Necesito alguno de esos de vez en cuando y el tuyo ha sido ideal :)

Besotes, amores.

Música dijo...

de nada sol, respira, respira, por ahí dice una cita que no podrás impedir que la melancolía sobrevuelve tu cabezota pero si impedir que anide en ella, así que dedícale el tiempo que necesite este momento (al cuerpo hay que hacerle caso, y si está triste tiene derecho) pero no le des mucha cancha, vale???
otro abrazo, pero este para salir corriendo a mamarrachear en algún lugar con encanto

Pi dijo...

Siempre es bueno tener algun hijodelagranputa cerca, Toshi, a veces dicen algo inteligente, y te ríes, o te repatea, pero le pone emocion a la vida.
Qué-sué-né!
qué-sué-né!
Un besito, bizcochón!!!

Toshiaki dijo...

Música, eso, sin darle demasiada cancha. De todas maneras los momentos de soledad no dejar de ser otra cosa que momentos, que tienen su principio y su fin. Son caducos. Y sí, marchémonos a un sitio con encanto y tios buenos!! ¿No?

Pi, los hijosdelagranputa también tienen su función, pero yo mayormente me refería al móvil cuando no suena, o suena y es un sms de publicidad o, en este caso,"batería baja". Eso es una granhijoputez.

Besos, niñas!

Pi dijo...

Ya, Toshi, me refería a ellos, a los móviles, que cuando no los llevas encima te crees que te éstás perdiendo algo. En fin, por seguir el hilo argumental me perdí.
Un besito.

Toshiaki dijo...

No, Pi, si el que sa perdío soy yo jaja

Besote en el cogote!

Planetote dijo...

La soledad esa estraña compañera, que esta con nosotros hasta el ultimo momento, esa compañera, que nos dice cosas terribles algunos dias y cosas fantasticas los otros.Se me ocurre que le digas que no sea celosa,que te deje jugar, con tus demas amigas y amigos,los sueños,el alturismo,el viajero descubridor, el orulloso,el vanidoso...si no se quiere ir, saca entonces a los demas.

Planetote dijo...

Muy buen truco,escuchar los susurros de Cocororie aunque te hablen de angeles terribles, si existen ellos tb deben existir los angeles buenos.

Toshiaki dijo...

Planetote, para mí la soledad es necesaria, pero hay veces que demasiada dosis te satura. De pequeño me encantaban los petit suisse hasta que un día me dio una vomitona de tantos que comí y los terminé aborreciendo. Pues lo mismo con la soledad.

Cocorosie son perfectas para escucharlas en silencio.

Un abrazote, planetote.

Pi dijo...

Te tienes merecido lo de los petis, sinvergüenza!!! Que noooooo, que no me he enfadadooooo.
A los 15 tenía un novio. Nos metíamos mano mientras jugábamos atari y comíamos arequipe (como el dulce de leche argentino pero a lo colombiano). Nos atiborramos de arequipe. y le cogí manía. Al atari y a meternos mano, no. Pero es verdad que todo cansa.
un besooooo.

Música dijo...

yo me comí una docena de huevos rellenos de madrugada al llegar de fiesta y no me pasó nada: y vio Dios que eso no era bueno

La Semana Fantástica dijo...

Mis momentos de soledad suelo superarlos dándome una buena bofetada: me pongo a ver otra vez Los amantes del círculo polar, escucho un buen bolerazo, saco esas fotos que no debes mirar y m empacho de ellas...
Sé que es patético, pero así soy. Y de ahí, del pozo, salgo más dencansado.

Toshiaki dijo...

Pi, de meter mano uno nunca se cansa :) Bueno, depende de a quien!

Música, huevos rellenos???? No te pasó nada de milagro, porque doce son muchos! Tu estómago vale millones (y tú).

Fantástico, es una manera, digamos, de "saturarse" de ella, atragantarse de tanta soledad que cuando haya pasado se respira mucho mejor, verdad?

No es patético, yo tb hago cosas parecidas. Es humano.