27 de octubre de 2008

Destellos falsos.


Uno a veces se deslumbra cuando encuentra a alguien que es como un rayito de luz de esos puros y genuinos que notas que destaca entre tanto láser artificial y luz fluorescente que puebla la mayoría de nuestros días.

Uno a veces debería tener a mano unas gafas de sol para que no pase nada de eso, y es que he llegado a la conclusión de que, en la mayoría de las ocasiones, todo es un efecto óptico obra de esa optometrista tan hijadeperra llamada soledad. Sí, esa que maneja las percepciones a su antojo.

Y me gustaría graparme los ojos y andar a tientas porque creo que el tacto no engaña o, al menos, lo justo. Y, tal vez, poder tener una lupa que se ajuste a la realidad y que no maximice las cosas ni las haga más grande de lo que realmente son, ya que está visto que la magnificación "granhermana" de mis cuatro paredes también me afecta.

No sé, hay veces que parece que no he aprendido nada a lo largo de todos estos años. Y me daría de ostias por ello, y me diría a mi mismo "¡Ya te lo dije, tontolnabo!", y miraría hacia abajo, avengonzado, buscando un hueco en el suelo para meterme dentro y echar raíces en el país de "No volveré a tropezar otra vez con la misma piedra", a ver si así...


8 comentarios:

Planetote dijo...

Si no tropezaras, con piedras, estarias parado, tropezar es bueno siempre y cuando te levantes pronto,y te reconozco, que caminar acompañado es mejor, quien diga lo contrario...Miente?
Saludote.

Toshiaki dijo...

Planetote, tropezar es el deporte nacional! De todas maneras no es que haya tropezado del todo..., más que nada me ha rozado el meñique del pié con una piedra y me he "sollao" vivo, pero poca cosa. Nada que no se solucione con una canción de Facto a todo volumen!! jaja

Abrazote.

La Semana Fantástica dijo...

Ni con un antifaz de satén negro (y doble forro de franela por dentro) dejaríamos de ver esos destellos algunos... Así somos, nen.

38 grados dijo...

desgraciadamente vemos las cosas como nosotros queremos verlas, y no como realmente son....ojalá tuviéramos un botoncito al lado de la sien que dijera "modo objetivo" en vez de modo subjetivo.
Pero that's life, querido.
Y todos caemos en los mismos errores, así que aquí tu amigo el "tontolnabo nº 2".

Toshiaki dijo...

Fantástico, lo del antifaz ese me sugiere otras cosas! jajaja Pero sí, ya nos las apañaríamos nosotros para ver los destellos aunque sea de reojo!

38 grados, hay que ver como somos..., a veces somos los peor del world. Tendríamos que tener taaaaantos botones para tan distintos menesteres que asustaría. Ay, querido tontolnabo nº2, qué le vamos a hacer si somos así?

Besos fuertes, niños.

Música dijo...

Querido Toshi, lo que permites es lo que promueves: esto es una verdad como un templo. Cierto es que equivocarse es humano pero tb es humano ser inteligente y estar alerta, escuchamos poco al insconciente que sabe casi siempre mejor lo que nos conviene que nuestro consciente, tu sabes muy bien que nuestra intuición nos suele avisar de donde vamos a estrellarnos y de lo que no es bueno para nosotros.

Toshiaki dijo...

Música, suscribo todo lo que dices. Lo que pasa es que el inconsciente susurra y el consciente grita, por eso a veces pasa totalmente desapercibido. Mi intuición me avisa demasiado!, pero aún así... Catapún!

Música dijo...

catapum pum, pim pam pum bocadillo de atún! ;)