5 de septiembre de 2013



Si quieres que te crezan los "ex" riégate la polla dos veces al día y deja pasar un poco de tiempo. Mano de santo.

Tengo una teoría sobre por qué los ex, después de un tiempo prudencial, terminan poniéndose de nuevo en contacto contigo. La mayoría de veces es porque rompen con alguien e, inmediatamente, necesitan:

1.- Saber de ti para ver si sigues disponible por si acaso todo lo pasado puede volver a resurgir cual ave fénix y curar rápidamente la herida de su reciente fracaso.
2.- Ver si les respondes adecuadamente y así poder sentirse buenas personas en vez de pensar "¿Qué he hecho mal en esta última relación?". Digamos que buscan sentirse en paz con los errores que cometieron en el pasado y, de esa manera, sentirse mejor por los errores cometidos en el presente (que seguro que son los mismos unos que otros). Algo así como que les des tu bendición o perdón para sentirse como la madre Teresa de Calcuta y no como los Osama Bin Laden del corazón que verdaderamente son.

Yo no sé qué opinaréis vosotros o la mismísima Carrie Bradshaw, pero mis ex repiten estos patrones en un tanto por ciento muy alto. Tanto que siempre que alguien en forma de pasado vuelve pienso "¿Qué hay de mal en su vida para que se haya molestado en buscarme?", y casi siempre hay algo de eso pululando en el ambiente.

Fumígate las pelotas después de cada comida y los satélites de tu pasado aparecerán como meteoritos caídos del cielo. Palabra de Toshiaki.

4 comentarios:

Oskar dijo...

Talmente dacuerdo...

Loco dijo...

Hombres...

Anónimo dijo...

Vuelvo a leerte después de años, querido Toshiaki. Y te encuentro como siempre, con esa primera persona tan sincera y directa. Qué razón tienes con los ex... Un abrazo! La Semana Fantástica.

Toshiaki dijo...

Ay, rey, qué de tiempo y qué recuerdos!!! Muchas gracias por tus palabras y por tu tiempo para pasarte por aquí! Un abrazo allá donde estés!!! :)