14 de junio de 2008

Un chupito de porno lírico.



Viajar por la espesura de su semen..., eso es lo que deseo hacer.

Le veo sentado en el metro, detrás de los arbustos, esperando en un semáforo, comprando un paquete de azúcar, paseando, rondando por el filo de mi fantasía como quien espera el turno para pasar.

Claro que sí, pasa dentro, pasa muy dentro y quédate ahí. No te salgas nunca, quiero sentirme lleno de ti y, a la misma vez, navegar por las olas de tu semen hasta ahogarme en él y que me tengas que hacer el boca a boca para devolverme la vida que me quitas cada vez que irrumpes en mi cabeza y en mi culo.

Quiero pegarle un trago al mar que te sale por la polla, salado e hipnótico. Lánzame los salvavidas..., los tienes ahí, quiero agarrarme a ellos y no soltarme, quiero saber qué se siente cuando mi boca y tus huevos son uno.

Pasa por delante de mí sin saber qué pienso de ti... Pasa por delante y sigue tu camino pero, por favor, deja tu huella en mi cabeza y abrígame la cara con la pureza de tu semen, que yo lo relameré igual que relameré el recuerdo efímero en el que te convertirás cuando hayas desaparecido al doblar la esquina.


4 comentarios:

38 grados dijo...

tus hormonas no se han suicidado...veo que las tienes muy vivas. Texto supercaliente, pero a a la vez furioso. Me ha ido derechito a la entrepierna.
un beso.

Merlín Púrpura dijo...

Ufffffffff! Sin palabras. ¡Puro sentir!

La Semana Fantástica dijo...

Leyéndote han venido a mi cabeza esas fotos de Paco y Manolo que tanto me gustan... Poesía de chándal y extrarradio. Supongo que las conoces... Si no, me lo vas a agradecer toda la vida... jajaja

www.pacoymanolo.com

Pi dijo...

Una vez más me maravilla el ritmo de lo que cuentas y el de la música. Fueerte, muy fuerte, y delicioso.