1 de agosto de 2008

Fluir.



La mejor crema protectora para no quemarte por dentro es no pensar en las cosas; declararte en huelga de pensamientos, sentimientos y actitudes. Es algo parecido a ir como un autómata por la vida. Un autómata que mira al suelo para no caerse y, a la vez, en búsqueda de paraísos podales, ya que para un fetichista como yo eso de que todos los tíos vayan con chanclas es maravillosamente excitante. Por eso en verano nunca me tropiezo. Miro al suelo con devoción en busca de un Dios con forma de uña.

Crema marca "levedad" me estoy echando. Está bien de precio, oiga. Yo me he comprado dos botes.

Ni Javier Marías, ni Cunningham, me apetece leer a Marian Keyes y embarrarme de superficialidad estúpida y efectiva. Eso es lo que hago por el momento.

Ayer tuve ganas de llamarlo (cosa que sólo hemos hecho 2 veces en 20 días y con resultados irregulares), pero no lo hice. Tuve ganas de cortarme los dedos para no poder señalar la dirección hacia donde tengo que ir. Tuve ganas de arrancarme las ganas y hacerme un broche con ellas, pero no lo hice.

¿Habéis vivido alguna vez en una vena atrofiada? Yo sí. A ver si encuentro un agujerito por donde salir y poder fluir. Echo de menos fluir.

Quiero fluir.


10 comentarios:

38 grados dijo...

Te aconsejo que te compres la crema "antiprotectora de marcar viejos teléfonos".

No sé muy bien donde suele estar la salida de los momentos atrofiados, ni como un fluye. En esos momentos nos solemos volver muy torpes.

Supongo que lo mejor es dejar que las situaciones lleguen y se vayan, que continúes mirando chancletas y lo que va metido en ellas, que disfrutes de la Keyes, de los helados de la foto, del sol y de lo que te plazca. Y un día, sin más, aparecerá ese esperado agujerito. O tú mismo te lo habrás creado. Un abrazo. Grande.

Pi dijo...

38 me lo ha quitado de la boca.
No hay mejor anestesia para abrir agujeritos en la vida que duele que la de evadirse en placeres superficiales. Esas chanclas que no chandals... "Tu vida en CH". Suele funcionar.

Música dijo...

Dejar el agua con su ruido en la cañada..., es la única forma de fluir, y respirar muy muy hondo, tomar conciencia de uno mismo y olvidarse un poco de los demás, pq cuando estamos de aquella manera tenemos bien poquito que ofrecer.

Toshiaki dijo...

38 grados: Me compraré la crema "llamar a teléfonos viejos lo justo y necesario". Y sí, tienes razón, voy a seguir disfrutando de esas pequeñas cosas estúpidas y banales que nos da la vida. Ya encontraré algún agujero..., aunque sea en... En fin. Por cierto, mira tu email cuando puedas :)

Pi: Buena observación de lo de la "ch". Voy a tener que pensar en eso!! No es bueno vivir en la superficialidad de continuo, pero darte de vez en cuando un chapuzón en ella no está mal. Mi vida en "CH". Qué curioso :)

Música: No te he dado la bienvenida! Pues bienvenida seas! Muchas gracias por tus anteriores comentarios. Tomar conciencia de uno mismo, del punto en el que está y relativizar las cosas. Es fácil decirlo, ponerlo en práctica es más complicado!! Estoy en ello, no te creas :) Por cierto, tú no tienes blog????

Ah, si no actualizo mucho es que estoy de vacaciones en un sitio que no tengo ni ordenador ni internet.

Saludos y abrazos para todos!

La Semana Fantástica dijo...

Por un momento tu imagen mirando al suelo y sus sandalias me ha recordado al paseo de Ana en "Caótica Ana"... ¡¡¡QUÉ HORROR!!! Ésa puede ser una buena terapia. Juntarse unos cuantos amigos con bien de cervezas a ver esa película que nunca consigo titular bien. Siempre me sale "Caótica Caca". Cuando los profundos la cagan, son tan superficiales... ¡Ríete, niño!

La Semana Fantástica dijo...

Ah, y Tropical malady me pareció un pestiño también... Bueno, la 2ª parte, la 1ª al menos no era aburrida.

Música dijo...

Medem con "Caótica Ana" le pasó como Almodóvar con "la mala educación", cuando las cosas no están superadas no salen bien.
Thosiaky, no tengo blog me alimento de los vuestros jeje, soy una vampira blogera y tengo mecanismo de mujer...
Felices vacaciones y gracias por tu blog, mola lo que cuentas y como lo cuentas, se nota que tienes sangre en las venas en lugar de horchata

Toshiaki dijo...

La semana fantástica: Nosotros la titulamos como "Caótico ano". No está mal, no? Y tranquilo, que nunca pierdo la risa! :D Cierto, recuerdo que algo de Tropical me gustó, pero en general no.

Musica: con mecanismo de mujer y bocadillos de caviar? jajaja Almodóvar el pobre ya no es lo que era..., ni Médem. Por cierto, me gustaría que te leyera mi madre porque alguna vez me ha dicho que tengo horchata en vez de sangre! :)

Saludos y gracias, niños!

Música dijo...

hablaremos con ella jajaja

La Semana Fantástica dijo...

Caótico ano. Bingo. Una expresión utilizable en muchos contextos, sí señor.