18 de noviembre de 2009

Cola de cerdo.



Y me dedico a jugar a las canicas con los puntos suspensivos de mi vida mientras con la otra mano le echo un pulso a los fantasmas que me rozan la espalda con sus roidas sábanas amarillentas, notando como las venas de los brazos se me tensan tanto que podría tocar música con ellas.

Y en el facebook veo que el último "tuberculillo" con el que estuve tiene una foto con un chico muy parecida a una que tiene conmigo, de la misma manera, con camisetas negras, mirando a la cámara, medio sonriendo. Y pienso que la historia se repite, que seguramente hará alarde de esa persona en todas sus redes sociales como hizo conmigo, que cometerá los mismos errores y, visceralmente, me siento mal. Me invade la sensación de que vivimos en un bucle, en una eterna cola de cerdo. Tensando y destensando, en puro equilibrio.

Y no me gusta el rabo ni el morro de cerdo, y tampoco me gusta tener el miedo que tengo a las personas, y menos aún darme cuenta de que todos a mi alrededor se mueven, se relacionan, interactúan, y yo no..., yo me limito a balancearme en la puta cola de cerdo intentando no caerme dentro del bucle, intentando escribir un guión diferente para que no se repita todo una y otra vez.

Todo se mueve. Todos se mueven. En espiral, no sé si de autodestrucción o de autoengaño, pero todos se mueven por la cola de cerdo buscando, finalmente, el culo de su felicidad.

7 comentarios:

Loco dijo...

Muy buena reflexión. Pero alma cándida....¿quién te manda mirar en el feisbuk?

Te digo lo mismo que me dicen a mi mis amigos:
'Loco, deja de andar en círculos. Busca un mapa y un brújula'

Por cierto, muy buena la primera frase:
'Y me dedico a jugar a las canicas con los puntos suspensivos de mi vida....'
Me la apunto.

Toshiaki dijo...

Pues porque el facebook es un patio de porteras y porque yo sabía que algo así me iba a encontrar y querría corroborarlo (quien busca encuentra, lo sé). Pero no ha sido ningún palo, sólo me ha hecho reflexionar.

No se, ahora mismo no sé qué puede hacerme de brújula o de mapa..., aunque me parece que soy yo mismo.

Me alegro que te haya gustado la primera frase y que te la apuntes. La verdad es que soy fanático de los puntos suspensivos, y ultimamente es lo único que hago, jugar a las canicas con ellos :)

Música dijo...

todos flotan aquí abajo...

Toshiaki dijo...

Todos sueñan aquí arriba...

Música dijo...

con los pies en el suelo y la cabeza en los sueños, claro que sí!

(a veces me levanto más de un palmo del suelo, pero no lo comentes q la gente se asusta ;-)

Ema dijo...

Genial la innovadora forma que tienes para hablar de lo humano, saludos =)

Me gustó esta reflexión:

" En espiral, no sé si de autodestrucción o de autoengaño, pero todos se mueven por la cola de cerdo buscando, finalmente, el culo de su felicidad".

Toshiaki dijo...

Muchas gracias, Ema por tus palabras! Me alegro que te guste! :)

Saludos!!