20 de abril de 2011

¿Purificación? Los cojones.


A veces me lavo las manos con ese jabón que es parecido al que utilizan los cirujanos cuando van a operar y que contiene alcohol. El caso es que, poco después de utilizarlo, me invade la sensación de que jamás he tocado nada sucio. Mis manos quedan totalmente desinfectadas, suaves, casi de recién nacido... Y las miro con los ojos bien abiertos y me dan ganas de echar un trago de ese jabón para limpiar mi alma, para que no quede ni una mancha suelta por ahí dentro, para que la sensación de pureza me invada y se vaya expandiendo poco a poco por todos los rincones de mi vida.

Pero si lo pienso bien llego a otra conclusión totalmente diferente...., que las purificaciones sólo están hechas para las vírgenes y los exorcismo. Personalmente prefiero tener mis manchas oscuras, mis lados siniestros, mis fallos, mis agujeros mal remendados, mis goteras internas, mi chapapote y mis arenas movedizas. Todos ahí dentro, por si un día me da por limpiar y acondicionar el desastre. Pero hoy no. Hoy me apetece escuchar esta canción y bailar desnudo en mi habitación mientras señalo al sol con la punta de mi polla.



6 comentarios:

Loco dijo...

Pues voy a hacer lo mismo (me refiero a eso de bailar con la polla apuntando al sol)

Toshiaki dijo...

Bailemos con las puntas de la polla apuntando al sol..., y si se rozan no pasa nada, no? :P

Un beso, niño!

Loco dijo...

¿Y qué iba a pasar?
Pues que, donde hay roce, hay goce.
¿O no?
Jjjajajjja.

Toshiaki dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Loco!! jajaja Sigamos apuntando!

Anónimo dijo...

Acabo de descubrir tu blog y no puedo dejar de leerte, eres la re-ostia, sobre lo de apuntar.... a falta de polla, espero sirvan tetas, jajaja, asi que nada, para donde está el sol?

Toshiaki dijo...

Muchas gracias, anónima! Me alegro que te guste :) A ver si actualizo más a menudo, que lo tengo un poco dejado! Y sí, por supuesto que sirven las tetas!!!, la cosa es apuntar..., apuntar alla donde seas feliz!!! Allí está el sol! :) Un saludo y gracias por leerme.